{lang: 'es'}

Indemnizaciones por despido

La indemnización es la suma de dinero que debe entregar el empleador al trabajador cuando pone término al contrato de trabajo, invocando alguna de las causales que dan este derecho al trabajador, o cuando se ha estipulado esta indemnización en el contrato de trabajo.

En los siguientes casos se deberá pagar indemnizaciones por despido:

1.- Cuando el empleador invoca las necesidades de la empresa para ponerle término al contrato (artículo 161, inc. 1° del Código del Trabajo).

2.- Desahucio gerentes (artículo 161, inc.2° del Código del Trabajo).

3.- Despido injustificado declarado judicialmente: ocurrirá cuando el trabajador demande al empleador solicitando que se declare injustificado el despido. ( artículo 168 en relación al 159, 160 y 161).

4.- Despido indirecto declarado judicialmente. (artículo 171 del Código del Trabajo)

El pago de indemnización no corresponde si la causa de despido es por lo mencionado en el artículo 160 del Código del Trabajo: mala conducta del empleado, causar daños a la empresa, abandonar injustificadamente sus tareas, etc.

 

indemnizaciones que establece la ley

1.- Indemnización por años de servicio: es aquella indemnización que se paga al trabajador cuando se pone término al contrato por la causal de necesidades de la empresa. Esta indemnización es equivalente a un mes de sueldo por cada año de servicio y periodo superior a seis meses prestados continuamente a dicho empleador. Esta indemnización tiene un tope máximo de 11 años.

 

2.- Indemnización sustitutiva del aviso previo (o desahucio): Lo que se paga cuando se cumplan los siguientes requisitos: a) Que el contrato ha terminado por necesidades de la empresa. b) Que, además, el empleador no haya dado aviso de término con a lo menos 30 días de anticipación.

El monto de esta indemnización es el equivalente a la última remuneración mensual ganada por el trabajador.

 

3.- Indemnización del feriado anual o vacaciones: El que se paga si el trabajador deja de pertenecer a la empresa por cualquier causal sin hacer uso de sus vacaciones anuales. Equivale a la remuneración íntegra por los días de vacaciones que el trabajador no usó. Si el trabajador no alcanzó a estar un año en la empresa, y por ende no tiene derecho a vacaciones, la indemnización se calcula en forma proporcional al tiempo que hay entre la contratación o la fecha de cumplimiento del último año de trabajo y el término de los servicios.