Despidos injustificados

Abogados del Maule presta asesoría legal en a la tramitación de demandas de despido injustificado, indebido o improcedente. Nuestros abogados, pueden evaluar gratuitamente su caso y analizar la viabilidad de una demanda por despido injustificado, para revertir la causal y la obtención de las indemnizaciones que le corresponden legítimamente.

¿Cuándo llamarnos?: Si te han despedido y crees que la causal de despido no es el motivo real del despido, o crees que te han despedido por una causal que no corresponde, con el objeto de no pagarte la indemnización por los años de servicios y otras prestaciones que legítimamente te corresponden, llámanos para evaluar tu caso. Tienes el derecho a demandar en los juzgados laborales para que se declare que el despido es injusto se te pague lo que te corresponde.

De esta forma, si te despidieron y crees que el despido ha sido injustificado, llámanos para evaluar gratuitamente tu caso. Juntos podemos recurrir ante la Inspección del Trabajo y demandar al empleador ante los tribunales del trabajo. Para esto último disponemos de un plazo de sesenta días desde la separación del trabajador, tiempo que se suspende durante la tramitación del asunto ante la Inspección del Trabajo.

asesoria de abogados laborales por Despido injustificado:

Comúnmente nos llegan casos de despidos injustificados, en virtud de los cuales tenemos a un empleador que invoca una causal legal inexistente con el objeto de despedir al trabajador y en muchas ocasiones con el objetivo de no pagar las indemnizaciones legales que corresponden. Y es que el aplicar una u otra causal de término al contrato de trabajo repercute en el ámbito de las indemnizaciones que tenga derecho a percibir el trabajador. En este sentido, hay causales que dan derecho a obtener indemnizaciones, y otras que no dan derecho a indemnización alguna; pues bien, esto podría incentivar a un empleador a aplicar una determinada causal fuera del supuesto de hecho que la fundamenta con el objeto de no pagar indemnizaciones. Para evitar que esta situación ocurra, la ley entrega la posibilidad al trabajador de impugnar la causal invocada por injustificadaindebida o improcedente.

Si la causal aplicada se califica como injustificada, indebida o improcedente, el efecto será la obligación del empleador de pagar la correspondiente indemnización incrementada ¡hasta en un 100%!, dependiendo de las circunstancias concretas.

Los casos más comunes de despidos injustos que persiguen el no pago de las indemnizaciones, son el despido por las siguientes causales:

Falta de probidad (articulo 160 nº 1)
No concurrencia al trabajo por dos días seguidos (articulo 160 nº 3)
Abandono intempestivo del lugar de trabajo (articulo 160 nº 4 )
Incumplimiento grave de las obligaciones del contrato (160 nº 7)

Es muy importante que si usted considera que el despido del cual fue objeto es un despido injustificado, haga valer sus derechos de forma rápida, dado que de lo contrario perderá la oportunidad de hacerlo.

El artículo Art. 168 del Código del trabajo señala: El trabajador cuyo contrato termine por aplicación de una o más de las causales establecidas en los artículos 159, 160 y 161, y que considere que dicha aplicación es injustificada, indebida o improcedente, o que no se haya invocado ninguna causal legal, podrá recurrir al juzgado competente, dentro del plazo de sesenta días hábiles, contado desde la separación, a fin de que éste así lo declare (y ordene el pago de las indemnizaciones pertinentes).

La terminación de cada contrato de trabajo es una situación diferente, por lo que no existe una fórmula aplicable en todos los casos, no obstante, existen ciertas reglas básicas, tales como que el contrato de trabajo sólo puede terminar por una causa legal; que en los juicios por despido laboral o despido injustificado, la acreditación de la causal corresponde al empleador, es de este la carga de la prueba, es el quien debe probar que el despido es justificado. En consecuencia usted como trabajador no debe probar que su despido es un despido injustificado, la carga o peso de la prueba es del empleador, lo cual genera que un porcentaje muy alto de los juicios sean favorables para el trabajador.

saber si mi despido es injustificado :

El despido, admite las formas de justificado o injustificado.

a) El despido justificado se presenta cuando el empleador pone término al contrato de trabajo o relación laboral, basado en alguna de las causales establecidas en la ley y siempre que pueda ser una causal perfectamente demostrable y revestir tal gravedad que amerita la culminación del contrato de trabajo.

b) El despido injustificado, por su parte es la manera en que el empleador pone fin a la relación laboral sin tener razones específicas, razonables, fundamentadas para ello, vale decir sucede sin que haya ocurrido causa que lo justifique. Así el empleador muchas veces pone término a la relación laboral por motivos inexistentes buscando terminar la relación laboral y evadir pago de indemnizaciones correspondientes.

En los siguientes casos estaremos ante un despido injustificado:

a) El primero y más evidente, es cuando el empleador despide al trabajador sin expresar causa alguna; 

b) El segundo, cuando el empleador despide al trabajador señalando una causal específica de despido, comprendida entre las mencionadas por el Código del Trabajo, sin embargo, el trabajador no está de acuerdo con la referida causal, por estimar que no han concurrido en la especie, los hechos en los que se sustenta, y; 

c) Finalmente, podemos decir que estamos frente a un despido injustificado, cuando el empleador pone término al contrato de trabajo vigente, expresando una causal determinada, la cual es efectiva en la realidad, pero, no cumple con las formalidades del despido, señaladas expresamente en el Código del Trabajo. A este respecto, debemos decir que, para poner término al contrato de trabajo, el empleador debe comunicarlo por escrito al trabajador, personalmente o por carta certificada, enviada al domicilio del trabajador señalado en el contrato, expresando, la o las causales invocadas y los hechos en que se funda, en el plazo de tres días hábiles, contados desde la separación del trabajador, con copia a la Inspección del Trabajo respectiva, en el mismo plazo. Este plazo se aumentará a seis días hábiles, si la causal de término es “caso fortuito o fuerza mayor.”

 

objetivo de la demanda de despido injustificado:

 

Como se ha dicho, cada vez que termine un contrato de trabajo, deberá ajustarse y fundarse en algunas de las causales señaladas en la ley. En caso que un trabajador sea objeto de un despido laboral, por cualquier causal, y que considere que su separación constituye un despido injustificado, puede demandar judicialmente ante los Juzgados del Trabajo, a fin de que éste declare la injustificación del mismo.

En caso de que el tribunal declare el despido injustificado, ordenará el pago de la indemnización sustitutiva de aviso previo y la indemnización por años de servicios, aumentada esta última con un recargo legal que va del 30% al 100%, dependiendo de la causal que haya sido invocada. La reforma procesal laboral, establece incluso indemnizaciones adicionales ante ciertos supuestos aparejados al despido, lo que hace que las indemnizaciones para el trabajador puedan ser cuantiosas.

Al demandar despido injustificado se solicitan dos acciones al tribunal:

a) UNA DECLARACIÓN: que se establezca por el tribunal que el despido ha sido injustificado, indebido, improcedente o carente de causa y,

b) UNA ACCIÓN DE CONDENA: para que se ordene el pago de las indemnizaciones que correspondan (años de servicio y sustitutiva, en su caso) más los recargos que el propio artículo 168 del CdT establece. Estos recargos podrán ser:

a) En un 30%, si el despido es por necesidades de la empresa o desahucio (artículo 161 CdT);

b) En un 50% si el despido se ha motivado por alguna de las causales enumeradas en el artículo 159 del CdT o bien, porque no se ha invocado causa alguna;

c) En un 80% tratándose de causales de caducidad contempladas en el artículo 160 del Código del Trabajo.

b) En un 100% según lo dispone el artículo 168 inciso 2 del CdT, si el empleador hubiese invocado las causales de los Nrs. 1, 5 y 6 del artículo 160 CdT y el despido fuere además declarado carente de motivo plausible por el tribunal.

Finalmente, debe tenerse en cuenta que estos recargos también pueden ser decretados por el Tribunal si el contrato de trabajo ha terminado por el despido indirecto o autodespido del trabajador, de acuerdo a lo establecido por el artículo 171 del Código del Trabajo.

 

demandar o no demandar:

Si eres trabajador debes tener presente que en los nuevos juzgados laborales más del  80 por ciento de los juicios laborales resultan a favor de los trabajadores. Si fuste víctima de un despido injustificado y demandas, la indemnización que podrías obtener puede ser cuantiosa. Por esto conviene asesorarse rápidamente, los procedimientos actualmente no son como los de antes, que tardaban años. En derecho laboral los procedimientos son bastante rápidos y favorables para el trabajador.

De las 1.632 causas sentenciadas el 2009, 1.415 han sido falladas en favor de los trabajadores y solo 217 han beneficiado a los empleadores. La ventaja para los trabajadores de demandar actualmente en los nuevos juzgados del trabajo es que los juicios son muy cortos y la mayoría de las veces resultan vencedores.

La tendencia actual es a un aumento de las demandas laborales debido al mayor conocimiento y más agilidad en los procesos laborales.

despido injustificado

    Click para desplegar formulario de contacto

      FORMULARIO DE CONTACTO

      Abogados Laborales